Aceite de oliva Salvador

El sufrimiento de la mente se proyecta en el cuerpo. Este es el proceso de somatización que sufrimos en el cuerpo por proyecciones psicológicas. Esto ocurre en todas las variaciones que hacemos a través de los pensamientos. El juicio o valor que elaboramos con los pensamientos influyen en nuestro cuerpo y su comportamiento. Para salir de esta espiral de comportamiento es conveniente observar los pensamientos como lo que son, palabras e imágenes que se han formado en nuestro cerebro por diferentes procesos.