Aceite de Oliva Virgen y Coronavirus

El aceite de oliva potencia el sistema inmunológico frente a los virus

Los riesgos de una mala alimentación durante el periodo de confinamiento

Fuente: Olimerca

La pandemia que afecta a todo el mundo, provocada por el COVID 19, puede traer en el corto plazo otras consecuencias en la salud de las personas que están obligadas a estar en confinamiento en sus domicilios.  Según diversos análisis realizados por distintas consultoras se ha observado que en los últimos días el consumo doméstico de productos precocinados, elaborados y similares se ha disparado en los supermercados, frente a productos frescos vegetales, legumbres, etc.

Este cambio de alimentación, unido a una falta de actividad física y un aumento compulsivo de comidas al día va a provocar problemas entre la población de riesgo que ya presentan algunas patologías crónicas.

En este contexto, diversos investigadores quieren hacer una llamada de atención al conjunto de la población para que en estos días de confinamiento se apueste por una alimentación saludable, lo que llamamos dieta mediterránea, y donde destaca el aceite de oliva virgen por sus numerosas propiedades.

El catedrático de Inmunología del Departamento Ciencias de la Salud, Universidad de Jaén (UJA), José Juan Gaforio, reconoce que el aceite de oliva virgen es un perfecto aliado contra infecciones bacterianas y viricas, entre otros muchos beneficios, dado que aumenta la cantidad de células que participan en el proceso defensivo de nuestro cuerpo aportando una mayor resistencia ante agentes patógenos externos.

En declaraciones de Gaforio a Olimerca “Una buena alimentación puede ayudar a mejorar el sistema inmunitario para poder defenderse de los distintos virus; y la dieta mediterránea es la gran aliada para disponer de un metabolismo adecuado para luchar contra infecciones en general”.

Una cocina sana con vegetales

Entre la serie de alimentos más recomendables para reforzar el sistema inmune y prevenir las infecciones se encuentran las verduras preferentemente oscuras como brócoli, espinacas, acelgas, guisantes, zanahorias, calabazas o remolachas, así como frutas como arándanos, moras, kiwis, naranjas, papaya, granada, mango, aguacate, fresas; sin olvidar los cítricos ricos en vitamina C para crear un ambiente inmune saludable.

A todo esto se puede incluir los frutos secos, el pescado azul (caballa, sardinas, pez espada, boquerones, además de carnes rojas (ternera, buey, cordero…) ricas en hierro y vitaminas grupo B.

Por último, recordar que el déficit de vitamina B sería un problema en situaciones de infección y afectaría también al sistema neurológico. Las carnes de ave son también recomendables, y los huevos en todas sus formas son aconsejables dado que son proteínas de alto valor biológico con aminoácidos necesarios para la inmunidad.

Es un buen momento para que los consumidores se cuiden con la Dieta Mediterránea y sobre todo con Aceite de Oliva Virgen.

El olivo en la mitología griega

El olivo en la mitología griega, la fábula en la que se narra cómo llegó el primer olivo a la ciudad de Atenas (antes llamada Cecropia) y como Atenea se enfrentó a Poseidon para ser su Diosa protectora.

Leer Más >>